El gran dilema del diseño web  ¿desarrollamos nuestro sitio web desde cero o, mejor, escogemos uno de estos gestores de contenido que están tan de moda como WordPress, Drupal o Joomla, etc?

Ya seas un aficionado o un desarrollador web experimentado, es probable que te interese conocer  este humilde punto de vista. Con un poco de suerte lo mismo hasta te animes a hacer algún comentario que arroje algo más de luz a mis argumentos. En fin, comienzo con mi recorrido que he dividido en dos partes, pues me parecía que había demasiadas cosas a considerar:

La eterna lucha interna del diseñador web

Jonathan Sánchez Diseñador Web

Jonathan Sánchez. Diseñador Web y Gráfico en Integra Quatro

Sí señores,  hubo una época en la que este sencillo programador y diseñador web se debatía internamente y se resistía al uso de CMS que me solucionara ya gran parte (o la mayoría) del código pre-programado. Sentía que si me dejaba llevar por el lado oscuro del diseño web estaba traicionando mis principios como programador. ¡Si cedía me estaba encorsetando y limitando! ¿Dónde estaría mi creatividad?

¿Dónde queda el romanticismo de poder decir que esta web y su diseño son 100% puro esfuerzo propio? Cada efecto JavaScript , cada transición CSS3, cada degradado, cada validación y procesamiento de un formulario… ¡todo es obra de nuestro esfuerzo! Y hemos aprendido tanto en cada caso [suspiro].

Entonces, ¿desarrollo 100% propio o WordPress, Joomla, Drupal o el que toque? ¿A quién le vamos a ser fieles finalmente?

¿Pero… es que hay que elegir? Ventajas del uso de CMS en el diseño web

Bueno, llegados a este punto, me toca decir que como muchos programadores web, al final “me tocó vender mi alma al diablo” y adentrarme en el mundo de estos gestores de contenidos de los que hablaba todo el mundo. Primero probé varios años con Joomla, ahora –desde hace un par de años o así- me he decantado más por WordPress. ¿Y esto por qué? ¿Es mejor que el desarrollo propio? Pues, sinceramente no lo creo, pero sí es cierto que tiene otras muchas ventajas que aquí trataré de plasmar y que listaré a continuación:

  • Reducción en tiempos de desarrollo
  • Reducción en tiempos de diseño
  • Reducción de costes de producción, y por tanto, páginas web más baratas

Y por último, trataré de explicar en pocos párrafos como podremos centrar más horas de esfuerzo en crear websites de éxito y sacar mayor partido a la inversión económica realizada por nuestro cliente.

Hoy os traigo algunas de las ventajas del uso de CMS como WordPress

Reducción en tiempos de desarrollo web

Como ya muchos sabéis, estos gestores de contenido (a partir de ahora me referiré a WordPress, pero podría ser cualquiera), poseen ya una estructura de bases de datos creada, optimizada y altamente testeada para gestionar los contenidos que vamos a necesitar de forma generalizada en la gran mayoría de proyectos web que abarquemos, ya sean blogs personales, corporativos, sitios webs para empresa, como algunas soluciones más específicas (aunque también generalistas) de comercio electrónico, catálogos digitales, biblioteca de archivos multimedia y un largo etcétera.

Al basarse en sistema de código abierto, existen multitud de desarrolladores que programan miles de gadgets que podremos instalar en nuestro CMS y aumentar así su funcionalidad de forma que no podríamos ni imaginar. Y, apenas sepamos algo de programación, nosotros mismos podremos incorporar los propios.

Aquí la cuestión es que podemos crear casi cualquier sitio web pensado pero partiendo de una estructura sólida, probada y que va a solventar una base de mi proyecto que podría llevarnos semanas desarrollar y depurar y que, por otra parte, siempre suele repetirse en cada nuevo proyecto (como es la gestión de artículos, comentarios, estructura de los menús, gadgets para la barra lateral del sitio, etc.).

En otras palabras,

¿para que programar de nuevo algo que ya está hecho y, además, depurado y probado por miles de usuarios?

Reducción en tiempos de diseño web

Cuando partimos de un desarrollo propio, tenemos por una parte el perfil de programador, que realiza lo anteriormente expuesto, y por otra al diseñador gráfico (o web) que nos crea una bonita “cara vista” de nuestro sitio web (en ocasiones es la misma persona [wink]) . A esta parte vista o frontend hay que dedicarle mucho mimo y hacer varios mockups que identifiquen distintos estados en el uso de mi web (frontal, lista de entradas o productos, detalles de producto, página estática, galerías de imágenes, formularios de contacto, etc.).

Una vez hecho esto hay que maquetarlo a CSS y HTML para tener ya una versión “navegable”. Comienza la fase de pruebas antes de empezar a insertarle el código y añadirle funcionalidad, contenidos reales y dinamismo (aquí interviene el progamador que ha estado desarrollando lo anteriormente mencionado).

Y todo ello considerando que los sitios webs actuales deben cumplir ya un requisitio casi obligatorio que cambia el paradigma de diseño web de la nueva era: el diseño web responsive (o dicho de otro modo; que se pueda ver en todos sitios: móvil o Smartphone, Tablet, pantalla del PC o televisor, etc).

Responsive Web Design

Podemos diseñarlo nosotros, pero ya existen numerosos templates responsive listos para instalar en mi WordPress.

Pues bien, en WordPress podremos instalar distintos templates (o temas) que dan la apariencia deseada a mi sitio web. Siempre tendremos a nuestro alcance una gran cantidad de estos temas, muchos de ellos altamente personalizables, que nos solucionarán la papeleta en más de una ocasión. En algunos casos estos temas son gratuitos, aunque yo personalmente hace tiempo que sólo uso versiones de pago por cuestiones de calidad. La cuestión es que existen múltiples diseñadores gráficos en todo el mundo que dedican su tiempo a diseñar temas para WordPress con una calidad excepcional y que por precios que rondan los $100 o menos te están dando una solución muy profesional. Y además, la mayoría de los actuales temas cumplirán el requisito de ser responsive. Sólo hace falta echar un vistazo a sitios como ThemForest para encontrar temas de lo más interesantes.

Sí si, ya sabemos que pagar de nuestro bolsillo por un diseño es algo que nos puede echar atrás. Pero ¿Cuántas horas de tu tiempo tendrías que invertir en hacer lo mismo? Y, lo más importante. ¿Estará tú cliente dispuesto a pagarlas? Si es así, mejor esperar al final de este recorrido, dónde escribiré un artículo que conciliará el desarrollo propio con el uso de CMS (siento el spoiler).

Reducción de costes de producción y, por consiguiente, páginas webs más baratas.

Todo lo expuesto hasta ahora nos lleva a deducir que los costes de producción se reducen considerablemente. Nos referimos a las horas que debemos dedicarle a un proyecto de este tiempo en cuanto a desarrollo. Esto hace que nuestro cliente no tenga que pagar cantidades desorbitadas por proyectos de webs 2.0 autogestionables.

Entonces, ¿qué es lo que paga nuestro cliente?

Obviamente, realizar un proyecto web tiene un coste, y nuestro cliente tiene que asumirlo. El poder reducir costes en todo lo anterior hace que el precio total del diseño web acabe bajando, pero además tiene otra consecuencia: podemos centrarnos en el contenido.

Ahora sabemos que el contenido es lo que manda. Es la era del SEO y de las Redes Sociales. Todas las herramientas son más complejas por dentro y más usables por fuera para que podamos generar contenido a un ritmo vertiginoso.

Cuando abordamos ahora un proyecto web podemos dedicar más de nuestro tiempo a hacer que el contenido sea el rey, sobre todo en la forma de estructurar y mostrar estos contenidos.

Es fundamental hacer mapas web del site, diseñar portadas atractivas que organicen bien la información y la hagan asequible. Mejorar la experiencia de navegación y usabilidad en general de mi página web, hacer sitios webs visuales (sin olvidar que hay que insertar descripciones en nuestras imágenes). También tendremos que diseñar landing pages para los productos que deseamos ofertar en la web. En definitiva, tenemos que mimar los contenidos y dedicarles el tiempo que haga falta a estudiar la mejor forma ubicarlos y hacerlos atractivos.

Mapa Web del Website

El dedicar tiempo y esfuerzo en un correcto diseño de mapa web del sitio, puede garantizar los principios de la clave del éxito del mismo

Obviamente, también hay una tarea de configuración del sitio web y de retoque fotográfico para que los resultados visuales finales sean impactantes. ¿Habéis entrado alguna vez en una página web que ha hecho sangrar vuestros ojos? ¿Qué pensáis que haría un usuario que entra en vuestra web y se encuentra con un atropello al gusto estético? En la mayoría de los casos pienso que causará un rechazo que hará que abandone la página en el acto.

En fin, hasta aquí llega de momento esta parte del recorrodio “Desarrollo propio vs gestor de contenidos”. No, no me he olvidado de los inconvenientes del uso de CMS o las virtudes del desarrollo propio. En la siguiente entrega que puedes leer pinchando aquí tratamos este tema y la conciliación de ambas paradigmas de diseño.

Muchas gracias por leer este post y espero vuestras apreciaciones. ¡Hasta pronto compañeros!